Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Relato: Dos camas, dos mundos

Dos camas, dos mundos

Cuando aquel 11 de septiembre del 76 me despedía de mis amigos en el aeropuerto de Tucumán, no sabía entonces que a algunos de ellos no los volvería a ver nunca más. Solo dos meses más tarde y después de terribles torturas pasarían a formar parte de las siniestras listas de los desaparecidos en Argentina. Pero en esos momentos, ellos me despedían emocionados y dudando si yo, junto a mi mujer y mi pequeña hija, estábamos equivocándonos al dar ese salto al vacío, a lo incierto, y a la soledad del exilio en un país desconocido. Aunque nosotros también a veces albergábamos algunas dudas, la situación de terror que nos rodeaba nos hizo tomar la decisión de marcharnos con firmeza. Poco tiempo después la realidad nos demostraría que no nos habíamos equivocado. Desde Tucumán fuimos a Buenos Aires y creo recordar que a mis veintiséis años, que era la edad que entonces tenía, nunca había subido a un avión para realizar un viaje de este tipo.

El día anterior a la salida hacia Ma…

Entradas más recientes

Sociedad: cambios en las relaciones interpersonales

Algoritmos ¿peligro para la sociedad?

Julio Cortázar: celebración de su "no cumpleaños"